.

.

miércoles, 22 de julio de 2015

El fracaso monumental de la secta nazi Nueva Acrópolis



Por Victor Hugo VS
(Colaborador de RedUNE,en Mexico) 

Los que en el continente americano hemos hablado sobre la naturaleza destructiva de Nueva Acrópolis, lo hemos sostenido frente a las amenazas que nos ha hecho la secta y ahora, para quienes abrigaban dudas o pensaban que eran falsas apreciaciones las denuncias de Juan Contreras Bustos o las un servidor, las de RAVICS, RIES, REDUNE y las de anónimos por razones de seguridad, ahora tienen a la Dirección de un Colegio, a sus profesores y a la Asociación Estudiantil en pleno, que en Quebec provocan lo que el diario Le Soleil califica como “fracaso monumental de Nueva Acrópolis”.

http://www.lapresse.ca/le-soleil/actualites/societe/201209/26/01-4577778-echec-monumental-pour-nouvelle-acropole-au-cegep-garneau.php

Además de la valentía del colegio -que hizo naufragar una conferencia de Nueva Acrópolis en las instalaciones estudiantiles-, estamos ante un ejemplo del uso de la razón. Sin exaltaciones, antes de la conferencia los profesores investigan a Nueva Acrópolis. Otro aporta su testimonio. La Dirección, que había aceptado recibir a Nueva Acrópolis porque se pidió el permiso a nombre de un particular y no ven problema en ello, una vez enterada de qué es Nueva Acrópolis, sugiere al alumnado no asistir. La Asociación Estudiantil se opone a esa conferencia antes y durante la presentación: sus avisos a la comunidad vienen de algo fundamental. Hacen un uso correcto de la mente en aquello para lo que sirve: pensar. Ejercen la crítica sobre lo que significa Nueva Acrópolis.

No lo que Nueva Acrópolis dice que es. No los elogios que hace de sí misma. El rechazo a la conferencista, dirigente máxima del grupo en Canadá de la zona francófona, se basa en la información. Eso indudablemente significa las denuncias en Europa sobre la naturaleza sectaria de Nueva Acrópolis y los informes parlamentarios 2468 y 3507 en Francia. En Bélgica, la investigación a Nueva Acrópolis entre 177 sectas analizadas por la Comisión Parlamentaria. En ambos estudios, la conclusión es igual: Nueva Acrópolis, secta neonazi.

Canadá es parte de esa red de información. Los enfocados en el aspecto político, no en las sectas, que han leído los textos internos de Nueva Acrópolis –Manual del Dirigente, El Laberinto de Lapislázuli–, exclaman al final de su estudio: “¡Todo buen antifascista debe hacer un deber luchar contra Nueva Acrópolis!” No luchan contra la libertad de creencias. Luchan contra el abuso y la intolerancia de Nueva Acrópolis.

http://archives-2001-2012.cmaq.net/es/node/31833

Y, ¿cómo no había de ser así? Nueva Acrópolis nace como el proyecto de un joven nostálgico del nazismo, marcadamente elitista, que desprecia a las masas, con proclividad a la violencia, convencido de que el fin justifica los medios: Jorge Ángel Livraga Rizzi, quien de adulto publicó en la editorial de su grupo, el libro “Los mitos del siglo XX”, donde incluye a la democracia. Las estructuras internas de Nueva Acrópolis, que jamás aparecen en su publicidad, una y otra vez descritas como Cuerpo de Seguridad, Brigadas Femeninas y Brigadas Masculinas, han sido reveladas en su doctrina fascista de sometimiento del individuo, tanto en las actas parlamentarias como en el periodismo de investigación. Sus escritos doctrinarios, así como sus emblemas de origen nazi, se encuentran en Internet y en diferentes países se denuncia el matiz fascista del grupo.

Los que hayan estado en la secta, saben que Nueva Acrópolis intentó infiltrarse en esa comunidad estudiantil canadiense para darse legitimidad.

Los profesores del colegio lo dicen. Comentan que mostrar el emblema de la casa de estudios en la publicidad de Nueva Acrópolis para esa conferencia, da a ésta, la llaman, una falsa credibilidad. Esto siempre hace la secta: colgarse del prestigio de personalidades, universidades o causas humanitarias. Recibieron el permiso de presentarse e incluyeron el emblema del colegio en su publicidad, pareciendo así que hay acuerdo entre ambos, una relación que legitima el mensaje de la conferencia. Como hemos dicho, la conferencia se citó por parte de una persona. Añadir el emblema del colegio como apoyo a Nueva Acrópolis, fue el abuso típico de la secta. Nueva Acrópolis es como una persona a la que se invita a cenar y lleva consigo a dos amigos y un tupperware.

Para quien crea que esto son ideas malévolas o una incomprensión de la realidad, al final del post se puede ver un cartel que llama a una manifestación contra Nueva Acrópolis. ¿Quién convoca? Una asociación de padres de familia. “Atención a los niños”, de Francia, dice: “Nosotros rechazamos el proselitismo practicado por Nueva Acrópolis para atraer a los adolescentes que no ejercitan su libre albedrío, lo mismo que a los de 19 ó 20 años. Nueva Acrópolis debe cesar de distribuir su publicidad en los establecimientos escolares.”

En la conferencia del CESNUR en Holanda (Neue Akropolis. Sekte mit braunen Flecken. Hamburg: 1997. Halt (Belgian review), 1988, #2. Le Monde, various issues), se reporta que los asistentes a un simposio sobre sectas impidieron a la dirigente española de Nueva Acrópolis, María Fernández Figares, tomar la palabra cuando iba a subir al estrado. Al cabo de un diálogo entre los profesores, el Dr. Kranenborg, que había organizado el simposio, dijo que éste era: “para hablar sobre sectas, no para que hablaran las sectas”. Se añade que Nueva Acrópolis es una secta neo-nazi. Figares tuvo que hacer las maletas e irse. Ese es el dictamen sobre Nueva Acrópolis por académicos de verdad.

http://membres.multimania.fr/kelebek/cesnur/txt/ces97_i.htm#3

Se habla sobre los doctorados o profesorados de gente de Nueva Acrópolis como credenciales falsas, ya que no pueden probarlos, como sus dirigentes Gilardi o Schwarz. Hablan de los grupos internos y emblemas de origen nazi. Se recuerda que en 1987 Nueva Acrópolis organizó conferencias donde invitó a líderes del Frente Nacional, partido de extrema derecha. Relacionan al grupo con los terroristas neonazis del Westland. Se habla de la recuperación por parte de la policía española, de piezas de arte robadas por Nueva Acrópolis.

¿Solamente en Francia, España y Holanda? No son pocos. Pero Nueva Acrópolis es conocida también en Europa Central y del Este como secta destructiva neofascista. Todo se sabe en Alemania, Italia, Rusia. El ex mando de Nueva Acrópolis en Tesalónica, Grecia, publicó un libro refiriéndose a la mentira de la secta, con fotografías donde se ve el saludo nazi. RAVICS tiene documentadas publicaciones en varios idiomas. Coinciden: Nueva Acrópolis es una secta destructiva neo-fascista.

¿Inventos? Sería muy interesante descubrir cómo, personas que no se conocen entre sí, separadas por continentes, coinciden. Quizá se filme una película sobre la conspiración de malvadas amas de casa y estudiantes-vampiros, unidos telepáticamente contra un grupo dedicado a plantar pinos: Nueva Acrópolis.

Nueva Acrópolis se defiende. Dice que los textos citados de sus publicaciones están “fuera de contexto”. Deben entender por “entrar en contexto” a formar parte de la secta. Deben querer contextualizar a los parlamentarios por medio de hacerlos prestar el juramento de obediencia de Fuerzas Vivas. Cuando no les funciona el contexto recurren a su Cuerpo de Seguridad para formular amenazas, perdón, contextos. Los “filósofos” se defienden igual que un grupo delictivo. Su radicalismo de origen nazi da a Nueva Acrópolis su “combatividad”. La brutalidad de los SA, el fanatismo de los SS, son los modelos inspiracionales de Nueva Acrópolis.

Un periodista y cuatro profesores entraron a la conferencia. Hicieron burla de la conferencista. Uno de ellos se quedó por estar muy divertido y piensa en Sócrates y en Platón indignados por lo que la conferencista les hace decir. Le preguntan sobre los escritos de Livraga, que conocen. Ella termina abruptamente y se marcha.

El problema en Latinoamérica es que no nos hemos enterado de lo que se sabe, ni de este suceso, que ocurrió el martes 24 de septiembre de 2012. Y, ¿cómo se ha sabido en Europa? Se llegó a eso por denuncias de ex miembros y, cuando menos, por testimonios en redes sociales, en diarios, desde hace decenios. En las Américas puede parecer una gran revelación decir que los miembros de Fuerzas Vivas prestan juramentos de obediencia. Sentir como ex miembros que decirlo es revelar algo muy profundo, o experimentar inquietud por sentirse descubiertos si se es Fuerza Viva, demuestra la ignorancia en que hemos vivido, nada más, porque en el resto del mundo se sabía. Muchos foros han revelado que una vez como miembros de Nueva Acrópolis y peor en sus Fuerzas Vivas, se conduce a los jóvenes a cumplir órdenes, suprimiendo toda opinión, adoptando como única verdad las doctrinas del grupo y prestando un juramento de obediencia que reconoce como única autoridad a los jefes de Nueva Acrópolis. Se sabe de la explotación laboral a que los someten, la explotación económica y los abusos por los que pasan. Los enviados por Nueva Acrópolis o por cualquier secta que monitorean estas redes o hacen acto de presencia viendo al vacío con mirada hueca, creen que por su inmensa hazaña de espiar información pública, se les reconocerá. La diferencia, hoy, es que esto se sabe en nuestro continente.

Nueva Acrópolis, como dice la nota y en el saldo, es un fracaso monumental. Su doctrina fascista y cara lavada con agua de cultura, empieza a ser rebasada cada vez más por los ciudadanos.

La gente ya no es engañada como hace 40 ó 20 años. Ya no creen esa mentira de ocultar, tras conferencias como vehículo doctrinario, la idea de Nueva Acrópolis de tener el derecho de usar a las personas. Y todavía la secta pretende continuar, diciendo a las personas de las que han abusado, que se callen. Pues bien, por eso los rechazaron en ese colegio. Para que no hicieran su papel de amos del mundo.

Sí, Nueva Acrópolis es un fracaso monumental. Su forma de ver la vida, dominante, dictatorial y fanática tras el barniz de la cultura, es una mentira que cada vez se cree menos.

En ese colegio de Canadá no funcionó y es el primero de una serie. Nueva Acrópolis fue desactivada por sus víctimas potenciales: los jóvenes. Los jóvenes se negaron a ser estafados. Los jóvenes en comunidad rechazaron a Nueva Acrópolis y su vocera tuvo qué irse en medio del ridículo. No olviden lo sucedido en el Cégep Garneu. Algo sustancial acaba de cambiar.

Fuente: Redune

No hay comentarios: